El viajero, al pasear por sus calles y plazas, percibe su pasado evocador. Ciudad histórica, medieval, gótica, renacentista y barroca. Encrucijada de caminos por donde cabalgaron las leyendas de Don Quijote y el Cid Campeador.