Forma parte de un pequeño núcleo rural en el que hoy reviven una forma de vida y cultura ancestrales.

Se asoma la espadaña de su iglesia sobre el puente románico de tres ojos, construido con rojos similares.